Ermita de San Martin de Iraurgi

En su torre marca todavía el tiempo, el viejo reloj que la casa Zugasti e hijos de Bilbao instalaron en 1859. En su interior, en lo que en su día fue hospital, hay un espacio recuperado, donde las personas que lo visiten pueden conocer la historia de Azkoitia. Los importantes hallazgos arqueológicos de la zona han permitido mostrar al visitante la evolución de los pobladores de estos entornos del corazón de Gipuzkoa, tanto en sus aspectos materiales como en los espirituales desde la prehistoria hasta nuestros días.

Frontón Jorge Oteiza

Azkoitia, villa adoptiva del universal artista cuenta con un conjunto de arquitectura de vanguardia excepcional. Combinando el ideario de Oteiza con la tradición pelotazale de la villa se han conseguido estos magníficos espacios, obra inspirada directamente por el propio Oteiza, y diseñada por el arquitecto Carlos Ceballos y el escultor Antton Mendizabal. El conjunto consta de siete frontones que simbolizan los siete Territorios Históricos de Euskal Herria y a su vez están en relación con las diferentes modalidades del juego de la pelota .

Plaza Balda

Es un espacio redescubierto a finales del siglo XX por una importante intervención urbanística que permitió diseñar esta plaza, derribando pequeñas edificaciones propias del arrabal medieval de la villa. Tres casas torres imponen su presencia en este espacio creado al mismo pie del gran macizo del Izarraitz. En su centro, se recuerda a todos los que han hecho posible esta Azkoitia a lo largo de los tiempos, con una audaz escultura titulada "Batarrabi" y ofrecida por Jorge Oteiza al pueblo de sus mayores. El frontis de la plaza, realizada precisamente con la misma piedra empleada en las históricas murallas de Avila, enmarca la barroca Fuente de Iruiturri coronada por el escudo de Azkoitia en 1700.

Plaza Berri

Es así conocida porque surgió en el siglo XIX por el vaciado de la pequeña almendra medieval para la construcción de una pionera alameda romántica. En ella destacan varios edificios singulares como el Antiguo Ayuntamiento que fue también sede de la Diputación y del Corregimiento, construido en el siglo XVI y posteriormente adaptado a casa palaciega en el siglo XVIII. También aquí se encuentran.
Otros edificios destacados como la antigua casa de Txurrukaetxea con una ampliación de aire romántico de 1.847.

Eliz ataria

Es el gran icono de Azkoitia, definido por tres edificios históricos de primer orden, con la perspectiva visual de la colina fundacional de Azkoitia coronada con la ermita-ondareleku de San Martín y con la presencia de la simbólica Fuente de las Barricas de 1831.
Parroquia Santa Maria Real. Construida a partir del traslado de la antigua Parroquia de Santa Maria de Balda en 1510, es un exponente claro de la arquitectura de estilo gótico vasco. En su interior se conservan importantes retablos de escuelas tan diversas como la sevillana o madrileña, esculturas de clara influencia de Antxieta y conjuntos rococós y neoclásicos. Destaca como referente mundial su órgano romántico-sinfónico. Fue la última obra salida de la magistral organería parisina de Aristides Cavalle Coll en 1898.

Basílica de San Jose

Panteón dDcal, de los Granada de Ega. Posee una singular imagen de Ecce-Homo de Gregorio Hernández y seis cuadros del pintor de corte Palomino de Castro. Además destaca su bello retablo barroco y la reja de época salida de talleres elogoibarreses.

Ermita del angel de la guardia

Fundada en el siglo XVIII por la familia Villareal, presenta interesante retablo barroco dedicado al Santo Angel de la Guarda. Es panteón familiar de los Yrizar.

Dirección: Camino a Elgoibar

 

Ermita de San Antonio de Landakanda

Fundada en el siglo XVII, transformada en 1901 y reubicada recientemente, está dedicada a San Antonio Abad y de Padua.

Ermita de San Francisco o de la Soledad

Fundada en el siglo XVI, transformada y reubicada en varias ocasiones. En su interior se venera la imagen de la Virgen Dolorosa, exponente sentimental de la afamada Semana Santa de Azkoitia.

 

Monasterio de Santa Cruz de Basarte

Fue fundado en 1691 y es una de las iglesias más bellas del País Vasco. Además de sus retablos barrocos, conserva una reliquia histórica de San Pacífico y una imagen del Cristo Santo que, según la tradición, fue encontrada por los labradores del lugar. Bajo el coro se sitúa la sepultura de la venerable Madre Josefa del Santísimo Sacramento. Es sede de los reconocidos Conciertos de Primavera, que se celebran anualmente en mayo. En ella reside la comunidad de las Madres Brigidas

Página 1 de 4

© 2019 Azkoitiko Udala. Aviso legal

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y realizar labores analíticas. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies.